Este hombre pasa todos los días por la casa de la vecina y la escucha suspirar. Está así desde que se le murió su marido y no ha podido rehacer su vida. Es por esta razón, por lo que el chico ha decidido que iba a hacerle un favor. Lo que ha hecho ha sido seducirla poco a poco con algo de alcohol. Después la ha desnudado, le ha ido comiendo las tetas y luego el coño hasta penetrarla. No ha sido tan malo como creía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *